15 de octubre de 2012

Congreso TEA 2012 - Capítulo 1

Ha sido todo un placer y una experiencia poder haber asistido al Congreso TEA 2012, desde los grandes profesionales que han asistido hasta mis compañeras de viaje.

Lo primero, comentar que creo que el hotel elegido para el evento no fue un acierto: estaba apartado de todo, en medio de un monte, y claro... eso te obligaba a llevar la comida hecha de casa o pagar 17 € por el menú diario. Una pasada. Osea que nosotras nos llevamos nuestros tuppers y más contentas que nada.

Bueno, vamos a lo que realmente importa.
El primer dia (miércoles 10 de Oct.), tuvimos la presentación, que corrió a cargo de Marina Martínez, Eva Reduello, Esther Cuadrado, Elisa Salamanca y Francisco Arjona. Este último estuvo espectacular.
[Dicen que si no tienes nada bueno que decir de alguien, mejor no digas nada, así que sobre la exposición que hicieron el resto mejor no comento.]

A las 18:30 tuvimos la ponencia de Theo Peeters (Master en Neurolingüística y fundador del centro para la formación en autismo OCA de Amberes), muy esperada por los asistentes. A mi personalmente, el comienzo me dejó algo fría, pero superó con creces mis expectativas.


Una de las primeras referencias que hizo fue que el autismo está cada vez más presente en la sociedad (con una prevalencia de 1 cada 150 niños), hasta el punto de que en EEUU se está considerando que el autismo sea una pandemia, y su gobierno ha destinado 693.000.000 de dólares para investigaciones en el campo del autismo.
Hablar de este trastorno como epidemia/pandemia me parece algo descomunal.
Peeters hizo alusión al autismo como "otra cultura" (término que se escuchó bastante a lo largo del congreso).
Hizo también una comparativa que me gustó mucho, y es que dijo que una mente autista es como un ICEBERG, hay escondido mucho más de lo que vemos a simple vista. Cuando podamos entender ésto y comprendamos los obstáculos que tienen que superar estas personas cada dia, sólo entonces seremos conscientes de la grandiosidad de estas mentes.

También citó a Marc Segar, autista doctorado en bioquímica:
"Los autistas tienen que aprender de manera científica lo que los demás saben de manera instintiva".

Theo dijo también que los autistas tienen distintas maneras de ser inteligente, pero el que sólo tiene un trastorno de aprendizaje, mantiene el procesamiento de conducta social (Mind & language, Snayder, 1996)

Puso también el ejemplo, para explicar la dificultad que tienen los autistas a nivel conceptual, de que si alguien te pide que resuelvas un problema de astronomía y tú no tienes ni idea de cómo es, puedes poner más o menos interés y esfuerzo en tratar de hacerlo, pero seamos honestos... casi ninguno de nosotros lo podríamos resolver. Así es como se sienten los autistas: no tienen problemas ejecutivos, sino CONCEPTUALES. Y mencionó la importancia de utilizar las obsesiones que tienen estos niños para motivar y educar, porque sus obsesiones son sus entusiasmos.

Citó a Theresa Jolliffe:
"¡¡El lenguaje oral me era tan difícil!!"

Theresa tuvo que trabajar muy duro para aprender el lenguaje, tanto que cuando aprendía una palabra, se le quedaba grabada, y a veces, la repetía una y otra vez, porque así se sentía segura.

Peeters, para terminar, comentó que el espacio que existe entre el genio y el discapacitado es realmente pequeño. "Si la sociedad te acepta, serás un genio, si no, acabarás en la calle". De ahí la importancia de la inclusión.

Por último, dijo que (en ocasiones) poner la "etiqueta" de autista a un adulto les supone toda una liberación. La maryoría de autistas adultos que han podido integrarse en la sociedad, antes de conocer su diagnóstico, vivían fingiendo para complacer a los de su alrededor, y no entendían por qué interiormente se sentían diferentes. Hasta que entonces, un profesional les dignostica autismo, y según ellos, "es toda una liberación, como la sensación de volver a casa después de haber estado perdido".

Y antes del gran aplauso final, citó a Jim Sinclair:
"No tengo ningún interés de que me curen de ser quien soy."


Desde luego, yo tampoco querría dejar de ser yo misma, con mis defectos, mis virtudes, mis dificultades... Sólo querría ser una más y poder estar con personas como yo. Y es que, como dijo Rita Jordan, "hace falta más humanidad y esfuerzo que investigación".

Por último os dejo una serie de libros recomendados por el serñor Peeters:
-Not even wrong, P. Collings.
-Une autre intelligence, L. Mottron.
-Finding a different kind of normal, J. Purkis.
-Pretending to be normal, L.H. Willay.
-Marciano en el patio del recreo, C. Sainsbury.

En un par de dias os resumo el segundo dia de congreso. Aquí tenéis un trozo de la película de Temple Grandin, una autista que llegó a ser una gran científica. Un abrazo fuerte a todos!
Avanza con fe en tu corazón, nunca solo estarás...



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...