3 de febrero de 2013

Cómo hacer jabón para pieles grasas

Las que tenéis pieles grasas sabéis de qué hablo... y es que es un auténtico incordio andar todo el dia con un pañuelito ("tissue" como dicen mis amigos pro-Loewe) limpiándote la frente y la nariz.
De verdad, odio cuando apoyo la mano en la frente y noto esa capa de aceite en los dedos, odio no haber encontrado (en 31 años!) una hidratante que me regule esta "grasosidad" que tengo, pero lo que más ODIO es cuando la gente me dice: "Mira la parte buena, serás una viejecita sin arrugas!".

¿Hola? ¿En serio? Yo quiero, quiero no.... EXIJO ser una viejecita con arrugas, claro que sí, con arrugas, canas y pellejos colganderos. Si no, ¿qué clase de vieja voy a ser? Cuando sea vieja, quiero tener cosas de vieja, y ahora que soy joven, quiero una piel limpia, sedosa e impecable.

Así que, mientras prosigo la búsqueda de una cremita que no me deje la frente como la plancha de un bar, voy a volver a los remedios de abuela (esos a los que nunca hicimos caso), porque me he dado cuenta de que son muy efectivos, y sobre todo, baratos.

Una de las cosas que me recomendaba mi abuela, era limpiarme la cara con Agua de Carabaña (a modo de tónico). Este agua proviene de un manantial en un Cerro de Carabaña (Madrid), y esta compuesta por un número altísimo de minerales, lo cual hace que sea muy beneficioso, sobre todo en problemas de la piel, manchas, acné, psoriasis y exceso de grasa.

Esto lo podéis encontrar en cualquier farmacia, así que podéis estar tranquilas de que no os estoy recomendado ningún ungüento chino.


Otra opción, aunque de ésta no soy muy partidaria, es el jabón de azufre. El azufre tiene unas propiedades secantes descomunales (es decir, acabará con tu piel grasa sí o sí),  pero si tienes la piel un poco sensible, puede acabar por secártela demasiado y producir, incluso, grietas.
No lo recomiendo a no ser que sean casos extremos.

jabon de azufre


Por último, mi otra opción para limpiar nuestra cara preciosa: jabón de glicerina. Es lo más recomendable para usar en caso de pieles grasas, ya que este jabón (al contrario que los jabones indrustriales) no contiene grasa animal, y la glicerina es idónea para cerrar las glándulas sebáceas.

En mi nuevo video te enseño cómo puedes hacer tu propio jabón de glicerina, mezclándolo con hierbas naturales que añadan propiedades idóneas para tu piel.
En este caso yo he usado canela, que promueve la circulación sanguínea, y salvia, que es uno de los mejores antibióticos naturales, y a su vez, cicatrizante y bactericida, lo que es ideal para tratar nuestro problemilla con la grasa y/o granitos.

Espero haberte sido de ayuda, si es así, puedes dejar tu comentario con dudas/sugerencias/opiniones más abajo. Ya sabes que todos los comentarios son bienvenidos.
¡¡Gracias por pasarte!!


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...