22 de junio de 2013

Recuerdos para un verano de 15º o cómo hacer un mini album de sobres

¡Hola amigos! Muy buenos dias, es el primer finde del verano, pero me consta que en algunos sitios aún parece noviembre. De hecho, el otro dia salí a tomar unas cañas y, de tapa, me pusieron una bufanda.

No hay drama.

Las que podáis, id a la playa, relajaros, salid al campo... y las que no, no os preocupéis, que os traigo un tutorial muy sencillito para amenizar vuestras tardes de mal tiempo.
Este mini album es tan fácil, que podéis hacerlo con los peques de la casa, y quedaréis como reinas. Un recuerdo de fin de semana, un detalle para regalar a ese amiguete que te hace tilín, o simplemente, una forma sencilla de archivar los tickets y papeles y de un viaje... todo tiene cabida en este album de sobres.

Para hacerlo, sólo necesitaréis:
-entre 5 y 8 sobres de colores, tamaño carta.
-washi tape.
-papeles decorados.
-un clip de pinza (para utilizar como cierre).
-pegamento.
-troqueladora de círculo y de esquinas, o en su defecto, tijeras.
-algo para decorar la portada (brads, stickers... yo utilizaré cartulina kraft para hacer unas etiquetas americanas).




En primer lugar, cierra los sobres y córtalos, para que queden abiertos, a una altura de 12,2 cm, con lo que nos queda un sobre con las medidas 15,5x12,2 cm.
A continuación, une los sobres con washi tape, como si fueran las hojas de un libro, plegando bien cada vez que añadas un sobre. Recuerda que todas las aberturas del sobre estén en la misma dirección, no pongas unos bocaabajo y otros bocaarriba.
Una vez puesto todos, pon más washi por lo que será el lomo (lateral) de nuestro librito. Así quedará fijado.
Ahora, cortamos los papeles con la medida de 15x11,7 cm.
Ordena los papeles según cómo quieres que se vean. Recuerda que la portada y la contraportada, para que haya una unidad, deben ser iguales.
Utiliza un buen pegamento, o las hojas se pueden despegar cada vez que pases la página. Yo he utilizado cinta de doble cara.

Con la troqueladora de círculo (la mia es de 2") vamos a hacer unos cortes en la parte superior, para poder sacar bien los papeles, fotos, o lo que sea que guardemos. Si no dispones de troqueladora, puedes ayudarte con un compás y unas tijeras.
Ahora sólo nos falta decorar la portada. Yo quise hacer algo como rústico, así que con cartulina kraft, preparé unas tags, cortándolas en trozos de 5x7 cm.
Hazle un corte biselado en la parte superior, y utiliza ese mismo corte como patrón en el resto de etiquetas, así te saldrán todas con la misma inclinación. Con una perforadora (cualquiera sirve, incluso de esas feas de oficina) hazle un agujero lo más centrado posible.
Pasa una cuerdecita o lazo para decorarla (puedes hacer la lazada que quieras!)

Escribe un título, un nombre, fecha... utiliza un abecedario autoadhesivo, pegatinas, brads... lo que más te guste! La decoración que uses es totalmente libre!!
Añade un clip de pinza para que se mantengan las hojas cerradas, y ¡listo!

¿Ha sido fácil verad? Pues cuando lo hagas se convertirá en un vicio, porque queda bonito BONITO, y se te ocurrirán miles de ideas nuevas para utilizar conforme hagas más.

Pues bien, esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado y que, si lo ponéis en práctica, me mandéis fotitos a mi correo (fieltropiezos@gmail.com), porque me encanta ver las cositas que hacéis!! Si tenéis dudas o sugerencias, ya sabéis que podéis dejar vuestros comentarios tanto en el blog como en YouTube, y las responderé a todas.

Un beso grande!!

Fieltropiezos, el arte de quedar bien sin complicarte la vida.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...