1 de julio de 2013

El bonitismo de lo vintage (o cómo envejecer un marco)

¡Hola jamoncillos!

Esta semana la vamos a empezar con mucho ánimo.
¿Por qué? Pues porque ha llegado Julio, porque en 5 dias es mi cumpleaños, después viene el del "Gran Jefe" y el 28 es el de Erik. También es el cumple de mis sobris, de mi suegra, de mi tio.... en fin, un largo etcétera de celebraciones, todas divertidísimas y disfrutando de la familia, que es lo que a mi me gusta.

como envejecer cuadros


Y tanta fiesta, por supuesto, conlleva hacer cientos de miles de fotos. Tantas, que algunas parece que se han tomado en el mismo momento (si no fuera porque en una el vaso está lleno y en la otra vacío). Tantas fotos que no te decides por cuál dejar guardada en el pc y cual revelar para que quede presente en tu salón por los siglos de los siglos.

Pues bien, hoy os traigo un tutorial con el que querréis revelar tooodas las fotos que hagáis y que os hagan, para tener vuestro hogar/ofi/rincón de pensar lleno de marquitos divinos con fotos encantadoras.

Vamos a envejecer un marco de madera. En mi caso, el marco está nuevo, pero no me gusta mucho el acabado que tiene en color madera, así vamos a personalizarlo.

En primer lugar, debes lijar todo el marco (sólo un poco, eh?) para quitar el posible barniz. Así, la superficie estará porosa y podrá penetrar mejor la pintura.
Elige tu color favorito, y manos a la obra! Comienza con una capa de pintura, por ambos lados (no se te olvide la parte de atrás). Cuando seque, procede a dar otra mano. Si crees que es necesario, dale una tercera, pero dudo que te haga falta.

Cuando esté completamente sequito, vamos a pulir el marco con una lija de grano grueso, para que las partes más sobresalientes del relieve pierdan el color y se queden en la madera.

Ahora, con el pincel muy POCO cargado de pintura (casi seco) vamos a dar algunos brochazos en sitios estratégicos (tres o cuatro, no más, en una esquinita, en el lateral y en la parte inferior), y mientras la pintura está húmeda, añádele polvo de talco, para que se impregne.

Sacúdelo un poco con el mismo pincel. Ahora, echa polvo de talco por toda la superficie del marco, sacúdelo y frótalo bien con un trapito viejo. Este polvo le dará un aspecto aún más antiguo.

¡Tachánnnn!

marco vintage


Nuestro marco nuevo y feo se ha convertido en un precioso portarretratos vintage. ¿A que ha sido fácil?

Como siempre, aquí tienes el proceso en video para no perderte nada.




Además, se hace muy rapidito.
Ya no tienes excusa para redecorar tu salón con los colores de moda. Sólo elige algunas fotos, unos marcos que estés cansada de ver y un color.

Si os animáis a hacerlo, no dudéis en mandarme vuestras creaciones a fieltropiezos@gmail.com, como siempre, que me encanta ver vuestras "creaturas".
Y por supuesto, para dudas/sugerencias/preguntas de cualquier tipo, excepto de cuántos años cumplo, podéis dejar vuestro comentario aquí o en YouTube y os reponderé en seguida.

¡Gracias por seguirme familia! Muy pronto, más ideas para llenar nuestra vida de color!


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...