9 de julio de 2013

Cómo hacer un falso pirograbado

No saber hacer cosas también es un arte. Yo soy toooda una artista del no saber.

No sé dibujar, no sé cocinar, no sé andar con tacones, no sé cómo diantres comencé a escribir mi primer blog (allá por 2003, cuando me llamaba Hija de la Locura), no sé cómo eliminar un ticket cobrado, ni sé cómo se meten los corchos en las botellas de vino espumoso.

Pero como me dijeron una vez, es igual de importante ser que parecer. Así que hoy, en un alarde de "ni sé dibujar, ni sé pirograbar", os traigo una técnica facilona que aprendí en la Escuela de Arte (hace siglos, enfundada en un pantalón de pana marrón), con la que podemos transferir cualquier foto a madera.

falso pirograbado facil


La madera debe ser natural, sin tratar con barnices ni pinturas. Tiene que estar totalmente porosa, y a ser posible, con el menor número de vetas que encontréis, para que no se confundan con nuestra foto.

La imagen a transferir debe ser una fotocopia (no valen fotos originales, ni en color, ni impresas con tinta láser ni nada de eso). Fotocopia de tóner de toda la vida, ya que el tóner será lo que se transfiera a la madera.

Por ello, cuanto más tóner tenga la imagen (más cantidad de negros), mejor quedará.

Sólo tenéis que colocar la fotocopia sobre la madera, enfrentando el lado que tiene la imagen a ésta. Recuerda siempre que el tóner debe estar en contacto con la superficie porosa.

A continuación, comienza a aplicar disolvente sobre el papel. Cualquier disolvente universal valdrá.
Por mi experiencia, el aguarrás también funciona, pero da una calidad final bastante peor.

Aplica el disolvente con cuidado, yo lo hago con un algodón para evitar que el roce rompa el papel.
Da varias pasadas, sin mover el papel ni la madera (si es necesario, asegúralo con unas pinzas), fijándote en que la imagen se está transfiriendo.

Una vez hecho, pasa un poco de papel de cocina para secar el posible sobrante. Retira el papel de la fotocopia y déjalo secar unas horas.



Al dia siguiente, no quedará nada de olor a disolvente en la madera y la imagen estará fijada por completo.
Puedes dejar tu cuadro así, o puedes aplicarle color. ¡Como tú prefieras!

Recuerda realizar siempre las actividades con disolventes y sprays en lugares ventilados y frescos.

Y eso ha sido todo, espero que os haya gustado y lo pongáis en práctica.
Si tenéis cualquier duda o sugerencia podéis escribirla en los comentarios del blog o de YouTube.
Un beso grande, preciosuras!
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...