3 de octubre de 2014

Halloween is coming (o cómo hacer una guirnalda de calabaza)

¡Hola amigos! Como ya avisé la semana pasada, los viernes durante todo el mes de octubre subiré tutoriales relativos a Halloween. El primero es una guirnalda de calabazas con la que podréis decorar vuestro hogar para estas fechas.
Como siempre, muy fácil de hacer y reciclamos con restos de telas que haya por casa. ¿Quieres verlo? Pues quédate a leer.

guirnalda de calabazas


Yo soy muy de guirnaldas (para fechas especiales o, simplemente, para decorar). Me encanta cómo lucen en la pared, dan un toque de fiesta permanente y aportan color y alegría. Hay mil tipos de guirnaldas, desde las de papel típicas de triángulos, hasta otras mucho más elaboradas.

Pero hoy os traigo una sencillita. No hace falta haber leido El tiempo entre costuras para poder hacerla. De hecho, si no tenéis máquina de coser, podéis hacerlo a mano (eso sí, tardaréis un poquito más). Y por supuesto, no te vayas a gastar ni un duro en ella!! Tira de materiales que tengas por casa, restos de telas, de lazos, cuerdas, o lo que pilles... que eso es lo que realmente me gusta: aprovechar restos y gastar poco.

Yo he utilizado estos materiales:
-fieltro naranja (porque quería simular calabazas, pero puedes hacer con la forma de otras frutas si quieres. Elige otro color que te guste más y listo.)
-lazo verde (porque la ramita de la calabaza es verde)
-tela (yo intenté que los restos combinaran con el fieltro naranja, para que aquello no pareciera un anuncio de Micolor)
-lazo para colgar.
-hilo y tijeras.
-el descargable de calabazas que puedes descargarte aquí.

Y dicho esto, ¡empezamos!

Corta el fieltro y la tela en cuadrados, tomando como referencia el tamaño de cada calabaza. De fieltro debes cortar 2 cuadrados por cada calabaza que quieras colgar (en mi caso, quería 6 calabazas, así que corté 12 cuadrados de fieltro) y de tela sólo 1 por cada calabaza. Yo utilicé 2 telas diferentes, así que corté 3 de una y 3 de otra.

Ahora corta el lazo que hará de ramita (en mi caso es el verde) de unos 6 cm de largo. Uno por cada calabaza.

guirnalda de tela y lazo

Es el momento de montar los elementos. Sigue este orden:
-capa de fieltro
-lazo verde plegado a la mitad en la parte superior.
-capa de tela
-capa de fieltro
-silueta de calabaza

Y fíjalo con alfileres. Te recomiendo que pongas un alfiler sujetando el lazo para que no se salga de nuestra silueta.

A continuación, procede a coser. Si coses a mano, intenta que la puntada quede bien tirante para que no se abra. Si coses a máquina, pon tu máquina en la puntada más pequeña. Podrás coser por encima del papel sin problema, y te permitirá seguir bien la línea de la silueta. Esto es genial porque te quedarán todas las calabazas muy parejas y dará un toque muy profesional.

Una vez cosido, retira el papel, y vamos a cortar por el borde de la costura, a unos 2 mm, dándole forma a nuestra calabacita. En este punto, si tienes una tijera grandota y fuerte, mejor, ya que son varias capas a cortar.

IMPORTANTE: Cuidado con el lazo al cortar. Si se te va la mano y lo cortas, no podrás colgar la calabaza.

Ahora vamos a la parte creativa: el interior. Necesitarás unas tijeras de punta fina, más pequeñas y manejables, porque vamos a cortar la primera capa de fieltro. Haz un corte en el centro, y de ahí, dirígete al borde de la costura.
Llegados a este punto puedes hacer varias cosas: o bien, limitarte a cortar por el borde, a 2 mm otra vez, de la costura, o bien recortar divertidas formas, jugando con el fieltro y la tela, para que quede más creativo, llamativo y bonito.

Yo hice de varias formas para que pudiérais verlo.

guirnalda halloween


En este punto es donde podéis demostrar vuestra creatividad y pericia con las tijeras (yo soy pésima cortando).

Ahora es el momento de ensartar todas las calabazas en nuestro lazo/tela/cuerda donde colgarán. Yo elegí un lazo a topitos naranja y blanco, a juego con la tela negra.
Para acabar, dale una pequeña puntada a mano a las calabazas junto al lazo para que no se muevan del sitio al colgarla. Primero extiende el lazo y colócalas según te gustaría que quedaran, fija con alfileres, y ve cosiéndo (con una puntadita pequeña por la parte de atrás es suficiente).

Y ya está listo, fácil, rápido y muy bonito. Eso sí, mis palabrejas como siempre, haciendo tope y probablemente no te hayas enterado muy bien con la explicación. Así que te recomiendo que veas el video del proceso para comprender mejor cada paso (porque una imagen vale más que mil euros...no, un dolar vale más que mil palabras...no, así tampoco...) y, si te ha gustado, te invito a que compartas, comentes y todo eso que me hace muy muy muy feliz.



Recuerda usar el hashtag #hazmefeliz para ponerte en contacto conmigo y mostrarme tus fotos de las creaciones en las redes sociales. Te espero aquí, como siempre! Un abrazo amigos!



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...