21 de noviembre de 2014

Cuadro navideño (reciclando caja de pizza)

La verdad es que ya casi hemos liquidado noviembre, apenas queda una semana, así que será mejor que vayamos metiéndonos en materia para Navidad. ¡Queda muy poquito y mucho por hacer!
Con el tema de la mudanza, y como veníamos a una casa más pequeña, no me traje nada que no fuera absolutamente necesario (y los adornos de Navidad no lo eran), así que este año me toca vivir una Navidad totalmente craft, porque no pienso gastar ni un duro en decorarla.

Y lo que os traigo hoy os va a salir baratito baratito: Cuadro navideño con luz reciclando cajas de pizza.

reciclar caja de pizza

¿Quién no va a tomar una pizza de vez en cuando? Es verdad que las caseras están más ricas y más saludables, pero a los peques lo que les gusta es salir e ir a la pizzería (o como lo llama Erik "El palacio de las pizzas"). Así que la próxima vez que vayas, te recomiendo que te traigas de vuelta una caja de pizza para hacer este cuadro.

Seguro que todo lo que necesitas lo tendrás por casa:
-pintura de tu preferencia
-papel carbón (o de calco)
-papel de seda
-pegamento de barra
-un cutter o bisturí
-washi tape o algo para decorar la caja
-una caja de pizza LIMPIA

Y hago hincapié en lo de limpia, que los restos de comida después se pudren, y puede oler fatal.

Yo lo he hecho con la frase Feliz Navidad, pero puedes poner el nombre de tu hijo o alguna frase bonita y dejarlo como decoración todo el año. Si quieres utilizar mi misma plantilla, puedes descargarla aquí.

En primer lugar, lo que tienes que hacer es imprimir tu nombre o frase con la tipografía que quieras (te recomiendo que busques una que sea fácilmente recortable), y calcarlo en la caja de pizza con el papel de carbón. Una vez hecho, comienza a recortar las letras con el bisturí. MUCHO MUCHO MUCHÍSIMO cuidado con el bisturí o cutter, cortan mucho y debes ser precavida.
En este paso no te recomiendo usar tijeras, ya que darán un corte muy basto y no quedará nada bien.

Una vez cortadas las letras (resérvalas, te pueden servir para algún otro proyecto!) comienza a pintar la caja con la pintura que desees. Yo elegí el negro para que combinara bien con el rojo. Recuerda pintar todos los lados de la caja que se vean (laterales, parte de arriba...).
Deja secar completamente y, si fuera necesario, dale una segunda mano.

Una vez seco, abre la caja y, por detrás de las letras que recortaste, aplica pegamento de barra y coloca ahí el papel de seda (puede ser blanco o de color, como más te guste). Intenta que al pegarlo, no te queden pliegues.

Yo hice un agujero a la parte de atrás del cuadro, por donde entraría la luz de mi foco, que dará el efecto tan chulo. El foco del que te hablo es un flexo de IKEA Jansjö, que por 9,99€ da una luz muy cálida y lo tengo puesto al lado del sofá, para leer.

Para finalizar, sólo tendrás que decorar un poco la caja con algo de washi tape, elementos decorativos precortados, algo de fieltro o de scrap... ¡lo que más te guste! Yo añadí a los bordes un poco de washi tape navideño, haciendo como un marco. Me gusta más que quede así, sencillito.

Y eso es todo, muy fácil y resultón. Seguro que a tus peques les gusta tener un cuadrito así, en su mesita de noche, con su nombre o con la silueta de sus dibujos preferidos.
Por si no has entendido bien mi explicación, aquí te dejo el video del proceso, donde además, os doy las gracias porque ya somos más de 5000 suscriptores en YouTube!


Si te ha gustado, no dudes en darle a me gusta o compartir el video con tus amigos. También te espero en los comentarios, ya sabes cuánto me gusta saber de ti. Y por supuesto, podrás estar en contacto con el resto de la comunidad Fieltropiezos en las redes sociales con el hashtag #hazmefeliz y mostrar tus creaciones.

Nos vemos el lunes con un post muy muy especial. Un abrazo.



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...