19 de enero de 2015

13 SEÑALES DE QUE ERES UNA ADICTA AL CRAFT

Un dia, de forma absolutamente inocente, decides comprarte un ovillo de lana o una pistola de pegamento, y piensas: "A ver si me sale..."
A los pocos dias, te das cuenta de que ese pequeño proyecto te ha salido, te motivas, y quieres hacer algo más. Y un dia te despiertas, vas a tomarte un café en tu escritorio, y te das cuenta de que eres una adicta al craft. Sí, como lo oyes... eres una adicta al craft. Tus amigos y tu familia no se atreven a decírtelo, pero yo sí lo haré.

Quiero abrirte los ojos, y para ello, te he hecho una lista, para que compruebes por ti misma cómo de adicta eres.





1. A la mayoría de artistas se les ocurren ideas y proyectos cuando están durmiendo o paseando. Y como tú no puedes ser menos, al igual que ellos, tienes en tu mesita de noche o en tu bolso una mini libreta para anotar todo lo que se ocurre a esas horas intempestivas.

2. A menudo, das lecciones sobre cómo tejer o cómo reciclar cartón, incluso de cómo arreglar un vestido que se te ha quedado grande. Te encanta enseñar a la gente cómo haces las cosas, te lo hayan preguntado o no.

3. Tu más preciada posesión es tu máquina de coser, esa que tu madre te regaló con tanto cariño. Si aún no tienes máquina de coser, probablemente es porque estés ahorrando para comprar una.

4. Te quedas los sábados por la noche en casa para scrapear o pintar. Y si te llaman para salir, pones como excusas: "es que ya me he puesto el pijama", "no me encuentro muy bien" o "tengo una cita, pero no te puedo decir quién es".

5. Hay gente que presume de lo mucho que han gastado en comprar algo: "Esta mesa me ha costado 100.000€!", tú sin embargo, sueles decir cosas del tipo: "¿Te gusta? Pues lo he hecho con tubos de cartón y periódicos viejos! ¿No es genial?".

6. Empezaste teniendo una cajita de materiales para manualidades, pero ahora tienes toda una habitación para ti, y parte de otras habitaciones también. Y aún así, sigues pensando en ampliar tu imperio.

7. Tienes la virtud el defecto de no tirar nada. "Esa caja de galletas puede servirme más adelante". Ojo cuidado con esto, que si se te va de las manos, puede convertirse en un Síndrome de Diógenes, y no vale decirle al psicólogo: "Si Diógenes me toca las cajas, ¡le arreo!".

8. En tu página de favoritos, tienes agregados a Facilísimo, Manos maravillosas y Martha Stewart. Y todos los dias chequeas si han actualizado la página. Varias veces.

9. Gastas más dinero en materiales de manualidades que en ropa. Tu madre dice que deberías comprarte ropa más moderna, pero ¿para qué? Si pasas los sábados por la noche en casa.

10. La gente dona su ropa vieja a Cáritas o a alguna ONG, pero tú las conservas para intentar alguna manualidad con ese viejo jersey, o dibujas con lejía en tus viejos vaqueros sólo para ver qué tal queda.

11. Estás suscrita a más de 10 newsletters de blogs de manualidades. También compras revistas de crochet, labores e imprimes algunas que encuentras en la web. Tu escritorio está lleno de libretas, papeles y revistas, y también de bolígrafos de todos los colores posibles.

12. Te encanta buscar utilidades no convencionales a productos convencionales, como hacer un portavelas con una lata de atún.

13. Te llevas muy bien con tu abuela, tenéis mucho en común. Habláis largo y tendido sobre cómo coser, tejer, cocinar... Todo eso de lo que no puedes hablar con amigos del instituto. Porque, por supuesto, cuando estás con gente que no son "adictos al craft", te aburres en seguida.


Puede que no sea la lista definitiva del "craft addict", pero sin duda te ayudará a saber si eres adicta o sólo eres una aficionada más.
¿Y tú, cuántos de estos puntos cumples? ¿Eres una adicta al craft?
Te espero en los comentarios
#hazmefeliz
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...